Errementari, el Herrero y el Diablo

 

Errementari: El herrero y el diablo Han pasado 10 años desde de la primera Guerra Carlista de 1833. En un pequeño pueblo de Álava, un comisario del gobierno llamado Alfredo investiga un suceso que le lleva hasta una siniestra herrería en lo profundo del bosque, donde vive un peligroso y solitario herrero llamado Patxi. Los aldeanos de la zona cuentan oscuras historias sobre él relacionadas con robos, asesinatos y pactos demoníacos. Hasta que por casualidad una niña huérfana llamada Usue consigue colarse en la misteriosa herrería, destapando la terrible verdad que se esconde tras Patxi el Herrero.

Critica

El Festival de Sitges me dio la oportunidad de ver esta cinta el pasado 15 de octubre de 2017, con invitados especiales como su director Paul Urkijo y su productor Álex de la Iglesia.
La película comienza de forma muy interesante, con unos decorados magníficos, que nos meten de lleno en la época en la que se desarrollan los hechos. Los actores están muy bien, destacando a la niña Usue (Uma Bracaglia) y al herrero (Kandido Uranga) que desarrollan su papel excelentemente.
La historia que plantea la película es un cuento tradicional vasco y por lo tanto el idioma original es el vasco, algo que veo muy bien, quizá algo arriesgado de cara al mercado, pero que le da mucha fuerza a la película, ya que hay palabras en vasco que suenan mucho más “potentes” que en castellano, por ejemplo: Herrero (Errementari).
A partir de cierto minuto del filme, la película toma un camino más hacia el cine de serie B y hay un personaje que se hace muy poco creíble (pese a que por minutos intentaba convencerme de que querían un “look” como de cuento de bestias tradicional) no conseguía tomarme en serio la película con dicho personaje en pantalla, y es una pena, porque hasta ese momento, la película es un thriller acojonante, que hace que el herrero sea temido como si fuera el mismo Leatherface en La Matanza de Texas pero a la vasca.

De todas formas se nota que Paul ha creado esta obra con mucho cariño y dedicación, y eso se ve cuando acabas de ver la película. Por la trama (que es bastante interesante), los decorados, maquillaje y la tensión que consigue crear en algunas escenas, se merecen un 6, por mi parte. Creo que darle más nota sería injusto para el cine, pero estoy seguro de que en el futuro este joven director va a despuntar y a hacer filmes muy interesantes.

(Visited 2 times, 1 visits today)

You might be interested in